Agua, ¿Recurso limitado o ilimitado?


Por: Oscar Eduardo Munar Flórez
Administrador de Empresas y Gestor Ambiental
Dirección de Gestión Electoral
Email: oemunar@registraduria.gov.co
Blog: vigilanteambientalbogota.blogspot.com

Conservar y usar el agua moderadamente es muy fácil, con un duchado rápido que puede ser entre 5 a 7 minutos; cerrando la llave al realizar el lavado de manos y cepillarse los dientes sin que el agua esté corriendo ayudamos a conservar el recurso hídrico.

Una de las cosas más importantes para el sustento humano es el recurso hídrico, el Agua, algo que necesita cualquier ser vivo; sea desde el más microscópico hasta el más grande.

Su conservación y protección se contempla en la Ley 23 de 1973 en su Artículo 1: “...Es objeto de la presente ley prevenir y controlar la contaminación del medio ambiente y buscar el mejoramiento, conservación y restauración de los recursos naturales renovables, para defender la salud y el bienestar de todos los habitantes del Territorio Nacional…”, y en su Artículo 3 menciona: “…Se consideran bienes contaminables el aire, el agua y el suelo…”.

Pero bueno, ¿Por qué el Estado regula la conservación de los recursos como el agua, si tenemos en el planeta el 71%? Para que preocuparnos. ¿Será que esa agua es de consumo humano? En realidad, del agua que tenemos en la tierra, solo el 3% es potable o agua dulce y se encuentra en ríos, en las corrientes, en los acuíferos, en las aguas subterráneas y en las vertientes.

Colombia es uno de los lugares más grandes para producir agua potable. Nuestras fuentes de agua nacen del Macizo Colombiano, del Nudo de los Pastos, del Cerro de Caramanta, del Nudo de Paramillo, del Páramo de Sumapaz, del Páramo de Guachaneque, del Nudo de Santurbán, y de los nevados y páramos de la Sierra Nevada de Santa Marta. Pero aunque parecen muchas, nuestras fuentes de agua potable son pocas comparadas con los problemas ambientales que ocurren en el país a causa del calentamiento global y otros fenómenos.

Recomendaciones

Debemos utilizar el agua de forma moderara poniendo en práctica las siguientes recomendaciones:

- Debemos realizar un duchado rápido que puede ser entre 5 a 7 minutos.

- Cerrar la llave al momento de lavar las manos.

- Cepillar los dientes sin que el agua esté corriendo.

- En las instituciones o entidades es posible ahorrar agua instalando grifos automáticos con sensores, sanitarios ahorradores de un solo descargue, orinales secos.

- También podemos aportar al cuidado del medio ambiente al no botar papeles ni residuos en la calle, en los ríos o en los caños.

- En casa es recomendable no botar basura en el lavaplatos, el lavamanos y en el sanitario.

Hay que dejar de lado la idea de que todo en la vida es perdurable, hay que pensar que tarde o temprano se acabarán los recursos de este planeta, y por esto debemos mejorar y replantear nuestro estilo de vida, para que en un futuro nuestros hijos y nietos puedan seguir viviendo y disfrutando de lo que aún nosotros tenemos.


Compartir publicación: