Edición 55. Revista Nuestra Huella Digital, septiembre de 2011 - Residuos del servicio de enfermería requieren ‘tratamiento’


Por: Julio César Luna Jiménez Ingeniero Ambiental Plan Institucional de Gestión Ambiental, Piga Correo electrónico: julioclunaj@hotmail.com

El Plan de Gestión Integral de Residuos Hospitalarios, Pgirhs, y similares es uno de los componentes contemplados en el Plan Institucional de Gestión Ambiental, Piga, de la Registraduría Nacional del Estado Civil, y comprende el manejo adecuado de los residuos peligros y no peligrosos generados durante los procesos del área de la salud.

Como todos sabemos, la Registraduría cuenta con algunos servicios en salud como atención en primeros auxilios, consultorio médico, psicología y salud ocupacional los cuales generan residuos biológicos, ordinarios y reciclables.

De especial interés son los residuos biológicos aquí generados debido al riesgo que representan para el medio ambiente porque pueden afectar la salud de las personas si éstos son mal manejados.

El Pgirhs fue establecido mediante la Resolución 1164 del 2002 del Ministerio del Medio Ambiente. Es una herramienta que permite conocer los procesos básicos requeridos en materia de bioseguridad para manejar adecuadamente los residuos peligrosos y acoger las observaciones de los organismos de control como la Secretaría de Salud y la misma Contraloría General.

Hoy, los residuos peligrosos derivados de la atención en salud al personal de la Registraduría son recogidos por Ecocapital, empresa certificada en materia ambiental para realizar la recolección de este tipo de desechos los cuales pueden ser inactivados con vapor caliente (autoclave) o incinerados, según las características del material.

Estos residuos son pesados y almacenados temporalmente en una caneca roja, con su respectiva tapa, ubicada en el cuarto de residuos mientras son recogidos por la empresa Ecocapital.

El Plan de Gestión Integral de Residuos Hospitalarios de la Registraduría Nacional del Estado Civil incluye recomendaciones para el manejo de elementos cortopunzantes, agujas, productos químicos, medicamentos y fluidos corporales como sangre, entre otros. Además, con el apoyo de empresas especializadas y certificadas, por lo menos una vez al año se debe realizar el control de plagas en el interior de la Entidad y en sus alrededores.


Compartir publicación: