Edición 59. Revista Nuestra Huella Digital, enero de 2012 - Controlar plagas es parte de la gestión ambiental


Por: Julio César Luna Jiménez Ingeniero Ambiental Plan Institucional de Gestión Ambiental, Piga Correo electrónico: julioclunaj@hotmail.com

El proceso de fumigación continuará en todas las áreas de la sede de la Registraduría para prevenir los riesgos en salud a servidores y usuarios de la Entidad.

En muchas edificaciones como la que ocupa actualmente la Registraduría Nacional del Estado Civil se hospedan cucarachas, mosquitos, zancudos, polillas, ácaros y roedores, entre otras plagas difíciles de detectar a simple vista.

Aparecen en diferentes épocas del año, habitan en tapetes, cortinas, sillas, divisiones, se reproducen al abrigo de materiales como algodón o lana y pasean por archivos y bodegas.

Todas estas plagas son vectores de gran cantidad de enfermedades como afecciones respiratorias, polio, rabia, irritación en la piel y mucosas, entre otras.

En cumplimiento del Plan de Gestión en Riesgo Biológico y del Plan de Gestión Ambiental, PIGA, la Gerencia de Talento Humano, a través del grupo de Salud Ocupacional, hizo una evaluación integral de estos riesgos y de los aspectos que determinan la ocurrencia de accidentes y enfermedades profesionales.

Con base en muestras de las superficies recogidas en todos los pisos de las Oficinas Centrales y con el apoyo de la ARP Positiva se caracterizaron y analizaron en laboratorio, con personal calificado, técnicas y protocolos vigentes, los agentes biológicos como microorganismos, hongos y ácaros.

Posteriormente, como parte de las medidas para controlar y mitigar esos factores de riesgo y evitar problemas de salud a los funcionarios y usuarios, el 19 de noviembre de 2011 se llevó a cabo la fumigación y desinfección ambiental de las oficinas del sótano y los pisos primero, segundo y tercero, según lo dispuesto en la Circular 191 de 2011.

Después de fumigar esas áreas consideradas prioritarias, el proceso continuará en su segunda etapa con los pisos comprendidos entre el cuarto y el sexto hasta completar todo el edificio.

Estas medidas de control de plagas se llevaron a cabo con el cumplimiento de los todos los protocolos en cuanto a las sustancias y métodos utilizadas para evitar riesgos a la salud de quienes participaron en este proceso y de los usuarios del edificio.


Compartir publicación: