Edición 65. Revista Nuestra Huella Digital, julio de 2012 - Cómo aprovechar los programas de posconsumo


Las entidades, públicas y privadas, pueden identificar a las empresas responsables de diseñar un programa de posconsumo y apoyarlas con la entrega de los productos en desuso.

Para evitar que en las zonas urbanas y densamente pobladas las empresas y las personas dispongan inadecuadamente de los residuos sólidos altamente contaminantes, el Gobierno Nacional ha diseñado a través de los organismos competentes, una serie de programas obligatorios y voluntarios para que los usuarios puedan retornar y devolver productos que ya han cumplido con su vida útil.

En consecuencia y como parte de su responsabilidad social ambiental, las empresas fabricantes y comercializadoras están obligadas a diseñar y ejecutar programas que les permitan recuperar productos como plaguicidas, teléfonos móviles, baterías de plomo y ácido, computadores, medicamentos vencidos, tóner y cartuchos de impresora.

El establecimiento de estos canales de devolución de los productos también puede ser voluntario y responde a los compromisos derivados de la firma de convenios de concertación entre los productores y los organismos de control.

Todos los consumidores, privados y públicos, como es el caso de la Registraduría Nacional del Estado Civil, generan residuos de diferentes productos y por eso, a continuación les presentamos los programas existentes para redireccionar adecuadamente su correspondiente devolución.

Algunos programas obligatorios

• Los envases de plaguicidas se pueden devolver a través de la Corporación Campo Limpio, la Fundación Bioentorno y Colecta o los puntos amarillos de recolección instalados en diferentes ciudades del país por parte del Comité Posconsumo de la Andi para el manejo de plaguicidas de uso doméstico y bajo el lema de “Cierra el Ciclo”. En las respectivas páginas web se puede ampliar la información: www.andi.com.co, www.campolimpio.org, www.bioentorno.org.

• Los medicamentos vencidos se canalizan a través de los puntos azules de recolección, la Fundación Alianza Colombia Florida, Asei, mediante su programa “Remediar”, o los puntos naranjas de la Fundación Bioentorno.

• La devolución de los computadores en desuso para su reacondicionamiento se puede hacer al Programa Computadores para Educar.

• Las bombillas se recolectan en 100 puntos de almacenes de grandes superficies de Bogotá, Medellín, Cali y Barranquilla.

• Las pilas deben llegar a puntos de recolección instalados por la Andi en Bogotá, Medellín, Manizales, Pereira, Bucaramanga, Barranquilla y Cartagena. La empresa Tronex también las recibe a través de su programa Recopila.

• Para las llantas usadas existen 120 puntos de recolección en Medellín, Bogotá, y Cali instalados por el Comité Posconsumo de la Andi apoyado por el Ministerio del Ambiente.

• Mediante los programas “Recicla tu móvil o celular y comunícate con la tierra”, los operadores y fabricantes de celulares tienen 155 puntos de recolección de aparatos y accesorios en desuso localizados en 34 ciudades del país.

• Los cartuchos y tóneres de las empresas Hewlett Packard y Lexmark se recogen a clientes institucionales de las principales ciudades del país o mediante solicitud telefónica en Bogotá o a través de la página web de Lexmark.

• Los cartuchos de Epson llegan a 27 puntos de recolección en 14 ciudades del país, localizados en los Centros de Servicio Autorizado CSA Epson y los stands de la empresa en centros comerciales de tecnología.


Compartir publicación: