Electoral

Oficina de Comunicaciones y Prensa
Consultar

El preconteo o conteo rápido de mesa: una tradición electoral colombiana sin valor jurídico

Elecciones de Autoridades Locales 2011


Una vez cerradas las urnas y concluida la jornada electoral a las 4:00 pm, los jurados inician el conteo de los votos depositados por los colombianos. Con esta información se da inicio al preconteo que es el proceso de transmisión, consolidación y divulgación rápida de los resultados electorales el mismo día de la elección.

La calidad y velocidad del proceso es clave para que los ciudadanos conozcan los resultados preliminares en el menor tiempo posible.

Todos los sistemas y personas involucradas deben trabajar prácticamente a prueba de fallas para garantizar que los resultados estén en el menor tiempo posible.

Este proceso tiene un valor únicamente informativo, para que la ciudadanía conozca los resultados, pero no tiene valor jurídico ya que es durante el escrutinio que se realiza con base en los formularios E-14 suscritos por los jurados de votación que se determina cuántos votos obtuvo cada candidato.

Los boletines de preconteo emanados de la Registraduría Nacional del Estado Civi, se van dando el mismo día de las elecciones, fruto de la información que de los resultados parciales van allegando los jurados de votación a las personas que la Entidad contrata para transmitirla. Esta información es consolidada en los centros de procesamiento para luego ser divulgada.

La finalidad de los boletines es dar información a la opinión pública en general de cómo se va adelantando la jornada electoral, más no de declarar elecciones ni mucho menos servir de mecanismo jurídico para ser demandados por las diferencias que entre éstos y las actas de escrutinios existan, dado que por ley no tienen valor jurídico alguno.
Las diferencias entre los datos divulgados en el preconteo y los resultados del escrutinio obedecen en su gran mayoría a que el preconteo se realiza con base en transmisión de datos “voz a voz”, a través de teléfonos fijos, móviles o satelitales, con el fin de brindarle una información rápida a la opinión pública el día de la elección y es posible que existan errores humanos en la transmisión o recepción de la información.

También se presentan casos en los que los jurados cuentan como “tarjetas no marcadas” las tarjetas no utilizadas, situación que se corrige durante el proceso de escrutinio, y a ello se suma que el preconteo que alcanza cerca de un 99,7% de las mesas informadas mientras que el escrutinio se realiza sobre el 100% de las mesas instaladas.

En términos generales, en todos los procesos electorales es probable que existan algunas diferencias entre los datos del preconteo y el consolidado final del escrutinio y normalmente el margen de error es de alrededor del 0,5%. Pero finalmente es el escrutinio el único que tiene validez jurídica, tal y como lo han reiterado el Consejo Nacional Electoral, el Consejo de Estado y la Procuraduría General de la Nación.


Inicia el conteo

El domingo 30 de octubre cuando los colombianos eligieron a sus autoridades locales se realizó el preconteo y fue así como se conocieron los datos preliminares de los resultados de los comicios.

Todo este proceso comenzó a las 4:00 pm cuando se cerraron las mesas de votación ubicadas en los 1.102 municipios del país. Los jurados como primera actividad destruyeron el material sobrante para proceder a equilibrar las mesas y contar los votos depositados por cada uno de los aspirantes

Los jurados contaron los votos para Alcalde, luego los de Gobernador para seguir con concejos, asambleas y por último Juntas Administradoras Locales.

Una vez terminaron de contabilizar los votos de Alcalde el jurado diligenció los formatos E-14, los cuales sirvieron de primer paso en la transmisión de los resultados.

Este formulario que está compuesto por tres cuerpos, uno de ellos fue desprendido por el jurado y entregado a un delegado conocido como recolector de Actas de Escrutinio, con quien se inició el proceso de transmisión.

En total para la jornada electoral en el país se contó con un número de 13 mil ciudadanos que realizaron esta labor en todo el territorio nacional.

Transmisión y recepción

Una vez el recolector tuvo el formulario en sus manos llamó al centro de procesamiento, donde una de las 7.300 personas, conocida como receptor recibió los datos suministrados y los anotó en un formato preimpreso conocido como Formato de Transmisión de Resultados (FTR) igual al que tiene el recolector.

La Registraduría Nacional del Estado Civil contó con un total de 19.788 medios de comunicación para transmitir la información en todo el país.

Estos formatos tuvieron un código de 9 dígitos que funcionó como un código de barras, ya que representa el departamento, el municipio, la zona, el puesto, la mesa de donde se transmitieron los resultados.

Los formatos fueron ubicados en una bandeja, de donde otro recolector los cogió para proceder a escanearlos.

El escáner estuvo conectado a un computador que permite verificar e interpretar las imágenes. Cuando el equipo de cómputo no “entiende” alguno de los números emite una alerta, que obliga al funcionario a corregirlo y de no tener claridad en el número que se va a transmitir debió devolverlo al receptor para que escribiera bien el dato suministrado por el recolector. El objetivo con este fue asegurar que la digitalización de la información corresponde con la que contiene el documento físico en donde fue consignada.

Superado este proceso, el computador conectado a un procesador generó los boletines con un parámetro de información, lo que indica que un boletín salió cuando se cumplía con un 5% de mesas o cada 5 minutos, para que de manera constante los colombianos obtuvieran los resultados parciales de los comicios.

En cada capital de departamento operaron dos centros de procesamiento de datos, a excepción de los antiguos territorios nacionales. Estos centros estaban interconectados entre sí a través de un canal de datos principal y otro soporte. En total fueron 54 canales.

Información a los colombianos

Siempre que se emitió un boletín informativo se envió a la correspondiente sala de prensa, de las 34 instaladas en todo el país, y así mismo esta misma información fue enviada para la consolidación nacional, que contó con dos Centros de Procesamiento: uno principal y uno alterno.

Por diferentes canales la información fue enviada a tres servidores por tres canales distintos. Un canal llevó los datos al datacenter que se ubicó en Estados Unidos para ser divulgados al mundo en la web, el otro a la sala de prensa nacional ubicada en Corferias y uno más para la transmisión de archivos planos a los medios de comunicación, mediante VPN.


 

 

Proceso de divulgación: una suma de esfuerzos

Para el tema de suministro de canales de comunicación, mecanismos de seguridad, soporte y medios de comunicación como lo son las líneas telefónicas fijas, celulares o medios satelital, la Registraduría Nacional firmó un contrato con la Empresa de Teléfonos de Bogotá, ETB.

La transmisión de resultados electorales desde los puestos de votación hasta los Centros de Procesamiento de Datos en los municipios zonificados con número mayor a 200 mesas estuvo a cargo de personal contratado por las firmas preconteadoras Indra, ASD, Colvista, SIO, y DPS. Cada una de estas empresas, que ya ha trabajado en procesos electorales en el pasado con la Registraduría, se encargaron en esta ocasión de un grupo de departamentos específico para atender este proceso de telecomunicaciones.

En los demás municipios incluyendo los zonificados con menos de 200 mesas la transmisión la hizo directamente la Registraduría Nacional del Estado Civil.

Después de la transmisión de la información a los Centros de Procesamiento se logró la consolidación de resultados proceso que estuvo a cargo de la Unión Temporal Consolidación Nacional de Procesos Electorales 2011, Conproel.


Boletín informativo Registraduría Nacional del Estado Civil

Si aún no recibe la información de la Registraduría Nacional del Estado Civil en su correo electrónico.

Compartir publicación:

Ir a sitio de Primero la Niñez

Ir a sitio de Primero la Niñez