Prensa

Oficina de Comunicaciones y Prensa
Consultar
Comunicado de Prensa No.170 de diciembre de 2008

Comunicado de Prensa No. 170 de 2008

“LA ORGANIZACIÓN ELECTORAL REQUIERE MADUREZ PARA ASUMIR ESTE NUEVO CICLO”

La Reforma Política prevé cambios en la forma de elección del Registrador Nacional

- Los registradores distritales y delegados departamentales serán elegidos por concurso de méritos.

- El Dr. Carlos Ariel Sánchez Torres, Registrador Nacional del Estado Civil, considera que el balance del primer año de gestión es muy positivo y destaca que después de varios meses de retraso este año comenzó la producción y entrega masiva de cédulas.


Bogotá
D.C., 19 de diciembre de 2008–

Esta semana la Registraduría
Nacional cumplió 60 años, se aprobó en cuarto debate la reforma
política que incluye cambios en la forma de elección del Registrador
Nacional y la entidad abrió concurso de méritos para elegir
registradores distritales, delegados departamentales y el secretario
general de la entidad. Sobre estos y otros temas habla el
Registrador Nacional del Estado Civil, Carlos Ariel Sánchez Torres,
quien el pasado 6 de diciembre cumplió un año al frente de la
entidad.

 


¿Qué balance
hace de su primer año de gestión?

Son dos
las misiones que tiene la Registraduría: la primera tiene que ver
con los temas de identificación, es decir registro civil, tarjeta de
identidad y cédula de ciudadanía, y la segunda con los asuntos
electorales.

 

En el
área de identificación es importante destacar

luego de las dificultades iniciales para
comenzar la producción masiva de cédulas de ciudadanía, finalmente
el 12 de marzo entró en operación la nueva fábrica de documentos de
identidad, con la cual la entidad quintuplicó su capacidad instalada
y es así como ya este año
hemos logrado producir más
de 6,5 millones de cédulas que teníamos represadas.

 

En el
tema electoral este año tuvimos a cargo la organización de 15
elecciones de autoridades locales y la realización de las consultas
internas del 26 de octubre en las que participaron tres partidos
políticos. Para estas consultas la Registraduría prestó apoyo a los
partidos mediante la instalación de 4.709


puestos de votación con 11.515 mesas en todo el país; se capacitaron
más de 70.000 jurados y participaron 30.934 candidatos.


 


Las consultas se
realizaron en buena parte con recursos propios de la entidad: el
presupuesto fue de $20.000 millones, es decir que le costaron a la
entidad y al Estado Colombiano cerca de $10.600 millones menos que
las realizadas el 8 de julio de 2007.


 



¿Cuáles son los
principales retos para los tres años que quedan?

En
primer lugar, organizar todas las elecciones nacionales y locales
que vienen, así como los referendos en curso, en caso de aprobarse.

 

En
identificación, a 31 de diciembre de 2009 debemos haber cumplido las
metas fijadas en el Programa de Modernización Tecnológica PMT II.
Esto significa que 30 millones de colombianos tendrán su cédula
amarilla de hologramas y 3 millones de jóvenes entre 14 y 17 años
tendrán su nueva tarjeta de identidad.

 

Además,
a partir de las bases de datos deberán generarse los recursos
suficientes para el Fondo Rotatorio, de manera que el tema de
identificación sea autosostenible. En desarrollo de la
Ley 1163 del 2007,
desde marzo de este año se reestablecieron tarifas para servicios
como rectificaciones y duplicados de documentos de identidad, copias
de registros civiles y cruce de bases de datos, entre otros. Este
año se recaudarán alrededor de $16.500 millones por concepto de
estos servicios y para el 2009 se tiene presupuestado un recaudo
inicial de $25.000 millones.

 



¿Qué es lo más
difícil de estar al frente de la Registraduría?

Al
interior de la entidad hay una gran incomunicación. Pese a los
avances técnicos, no tenemos sistemas adecuados que permitan
comunicar las directrices de manera rápida y eficiente al todo el
nivel desconcentrado. Yo percibo una gran insularización, una
desconexión enorme entre el nivel central y las delegaciones, y esto
hace parte de una vieja cultura a la que se suman los relevantes
atrasos tecnológicos que tenemos, como la carencia de un sistema de
teleconferencias, por citar sólo un ejemplo.


 



¿Cuál ha sido el
momento más satisfactorio en este primer año de gestión?

Yo no
hablaría de un momento o fecha en particular, sino de la
satisfacción que representa el saber que después de los 18 meses de
atraso que hubo en el comienzo de la producción de cédulas, ya todos
los registradores municipales del país tienen cédulas renovadas para
entregar. Había una presión muy grande de la ciudadanía y
afortunadamente hoy estamos poniéndonos al día, gracias al esfuerzo
y al compromiso de todos los funcionarios de la entidad en todo el
país.



 



¿Y el momento
más complicado?

El
manejo de la situación generada por el cese de actividades en
vísperas del principal proceso electoral de este año.

 



La entidad está
celebrando 60 años. ¿Cuál cree que es la huella que ha dejado la
Registraduría en la historia colombiana?

La alta
credibilidad de la Registraduría en los difíciles momentos
electorales del país es la principal huella que ha dejado la entidad
en la historia colombiana.

 

Cuando
se analiza el contexto de América Latina, se observa que el modelo
de organización electoral colombiano es original y fundado en un
propósito de equilibrio político en aras de la transparencia. El
hecho sociológico que dio origen a la estructura bipartidista de la
Registraduría Nacional del Estado Civil hoy ha sido superado y por
eso es necesario que la misión se siga cumpliendo más allá de la
estructura bipartidista inicial.



 


La Reforma
Política aprobada esta semana en su cuarto debate prevé cambios en
la forma de elección del Registrador Nacional ¿Cuál es su percepción
sobre el tema?

Hay una
evidencia negativa hoy, que es que el ciclo de una autonomía técnica
frente a los partidos políticos se está cerrando. El Registrador
Nacional del Estado Civil y la Corte Electoral nacieron con un
origen no político y hoy el ciclo se cierra por cuanto tenemos un
Consejo Nacional Electoral de origen ciento por ciento político y un
Registrador que de aprobarse la Reforma Política va a ser elegido no
por las Altas Cortes sino por el Congreso en pleno.

 

Lo que
uno esperaría es que se tenga la madurez suficiente para asumir un
nuevo ciclo en donde la Organización Electoral en pleno es
originada en el Congreso, como ocurrió entre 1886 y 1948... Son
ciclos de 60 años.



 



¿Qué
expectativas tiene con relación al concurso de méritos que se abrió
esta semana para elegir secretario general, registradores
distritales y delegados departamentales?

Los
concursos de méritos ordenados por la Sentencia de la Corte
Constitucional C-230A de 2008 para la Organización Electoral son la
prueba de fuego de la madurez de una organización que quiere
permanecer como técnica pese a la ingerencia política en sus órganos
directivos. La autonomía en las funciones tiene como base que el
ingreso de las personas se deba a sus méritos más que a cualquier
otro criterio.



 



¿Cómo se imagina
la entidad en 15 años, cuando otras personas estén celebrando los 75
años de la RNEC?

La
entidad será autofinanciable en los temas de identificación y con
procesos logísticos estructurados y desarrollados con soporte
tecnológico en materia electoral. Buena parte de su futuro dependerá
de que en ciclo que se vislumbra, sin importar el origen político de
las cabezas de la organización, se garantice la autonomía técnica y
funcional en el desarrollo de las misiones que la Constitución ha
previsto.


Boletín informativo Registraduría Nacional del Estado Civil

Si aún no recibe la información de la Registraduría Nacional del Estado Civil en su correo electrónico.

Compartir publicación:

Ir a sitio del SICE

Ir a sitio del SICE