Electoral

Oficina de Comunicaciones y Prensa
Consultar

¿Qué pasa si se inscribe un candidato inhabilitado?


Son los partidos y movimientos políticos que otorgan los avales los encargados de certificar que el candidato cumple con los requisitos para inscribirse como aspirante.

2014 será el año de las elecciones donde los colombianos volverán a las urnas para escoger a sus representantes en el Congreso y la Presidencia de la República.

Serán los partidos y los movimientos políticos, así como los grupos significativos de ciudadanos los que escojan a sus aspirantes, tras verificar que cumplan con todos los requisitos de ley y no se encuentren incursos en inhabilidades que puedan generar vacancias posteriores.

Cuando los partidos o movimientos políticos se acercan a la sede de la Registraduría a realizar la inscripción de un candidato, la Registraduría verifica el cumplimiento de los requisitos formales exigidos y en caso de encontrar que los reúnen, acepta su solicitud de inscripción.

Estos requisitos formales se refieren al diligenciamiento de formularios y la entrega de la documentación exigida así como las fotografías. La Registraduría no es competente para verificar antecedentes disciplinarios o judiciales, labor que corresponde a los partidos y movimientos políticos que otorgan el aval y, con posterioridad a la inscripción, a la Procuraduría General de la Nación y la Contraloría General de la República.

En ningún caso la Registraduría podrá negar la inscripción a un aspirante que se presente los requisitos formales exigidos por Ley. Serán los organismos de control y el Consejo Nacional Electoral, que estudien los casos que se puedan presentar y en los casos que así lo ameriten, revocar su inscripción.

En general un ciudadano que presente su aval, si es inscrito por un partido o movimiento político con personería jurídica, o las firmas, quienes estén respaldados por grupos significativo de ciudadanos, cumpla con la cuota de género y diligencie los formularios dispuestos por la Registraduría, será inscrito por la Registraduría desde el 9 de noviembre al 9 de diciembre de 2013.
 

De acuerdo con el artículo 28 de la Ley 1475 de 2011 “los partidos y movimientos políticos con personería jurídica podrán inscribir candidatos a cargos y corporaciones de elección popular previa verificación del cumplimiento de las calidades y requisitos de sus candidatos, así como de que no se encuentran incursos en causales de inhabilidad o incompatibilidad”.
 
La Registraduría remite la lista de los candidatos inscritos a la Procuraduría General de la Nación y a la Contraloría General de la República, para que estos órganos verifiquen si alguno de ellos, eventualmente, se encuentra incurso en una inhabilidad. Si el candidato está inhabilitado, será el Consejo Nacional Electoral el encargado de revocar su inscripción. De acuerdo con el Artículo 2 del Acto Legislativo 1 de 2009 “Toda inscripción de candidato incurso en causal de inhabilidad, será revocada por el Consejo Nacional Electoral con respeto al debido proceso.”
 
De igual manera el numeral 5 de la artículo 10 de la Ley 1475 de 2011 señala que: se constituyen como faltas aquellas acciones u omisiones imputables a los directivos de los partidos y movimientos político: “inscribir candidatos a cargos o corporaciones de elección popular que no reúnan los requisitos o calidades, se encuentren incursos en causales objetivas de inhabilidad o incompatibilidad, o hayan sido condenados o llegaren a serlo durante el periodo para el cual resultaren elegidos, por delitos cometidos relacionados con la vinculación a grupos armados ilegales, actividades del narcotráfico, contra los mecanismos de participación democrática o de lesa humanidad”.


Boletín informativo Registraduría Nacional del Estado Civil

Si aún no recibe la información de la Registraduría Nacional del Estado Civil en su correo electrónico.

Compartir publicación:

Ir a sitio del SICE

Ir a sitio del SICE