Prensa

Oficina de Comunicaciones y Prensa
Consultar
Comunicado de Prensa No.013 de enero de 2010

Comunicado de Prensa No. 013 de 2010

Registrador Nacional advierte que desde hace 2 años solicitó al Gobierno Nacional recursos para depurar el censo electoral

Aún no se han aprobado $30.000 millones para evitar que los muertos voten

- “A tan sólo 19 días de haberse iniciado el ejercicio de las facultades especiales asignadas por la Ley 1365 de 2009, resulta bastante difícil obtener los resultados esperados por todos”, señala el Registrador en carta enviada hoy al Presidente Álvaro Uribe Vélez.

- El censo electoral es una base de datos donde se incluyen los ciudadanos colombianos, residentes en el país y en el exterior, que pueden válidamente sufragar en un determinado certamen democrático, como resultado de los cortes ordenados por la Ley que se realizan cuatro y tres meses antes de cada votación.

- En carta remitida al Presidente de la República el Registrador Nacional reiteró la solicitud enviada el pasado 14 de diciembre, con el fin de lograr que se aprueben recursos para implementar identificación biométrica en las próximas elecciones y evitar el fraude por suplantación de votantes.


Bogotá D.C., lunes 18 de enero de 2010. El Registrador Nacional del Estado Civil envió hoy una comunicación al Presidente de la República en la que expone el proceso adelantado por la Entidad en los últimos dos años para lograr la actualización del Archivo Nacional de Identificación y el Censo Electoral, el cual se ha dificultado por falta de asignación de recursos suficientes de manera oportuna.

 

En su comunicación el Registrador explica que cuando comenzó su administración, el 6 de diciembre de 2007, “se encontró que en el período comprendido entre 1988 y 2002 la entidad adelantó una actualización del Censo Electoral en Municipios zonificados. Sin embargo, teniendo en cuenta que el promedio de defunciones anual en Colombia en los últimos tiempos es de alrededor de 174.000 por año, se observó un rezago en la actualización del ANI al no cancelarse las Cédulas de Ciudadanía por muerte de sus titulares, o por que no se registran las defunciones o por omisión de los funcionarios en el envío de los registros civiles de defunción a la Registraduría para su cancelación, afectando el Archivo Nacional de Identificación y el Registro de Votantes”. 

Agrega que “en consecuencia, el 29 de abril de 2008, meses antes de que los comités promotores de distintos referendos radicaran ante la Registraduría Nacional del Estado Civil las firmas de respaldo a diversas reformas constitucionales, esta entidad presentó al Gobierno Nacional a través del Departamento Nacional de Planeación el proyecto “Levantamiento y depuración sistemática del Archivo Nacional de Identificacion (ANI), registro de votantes”, por valor de $53.708 millones, orientado a actualizar el Archivo Nacional de Identificación, ANI, en donde reposan datos de los colombianos desde el año 1952. Pese a la señalada magnitud del problema, para la vigencia 2009 el Gobierno Nacional tan sólo asignó $11.700 millones de los $53.708 solicitados”.
 

Aunque para el año 2008 la Entidad no contó con recursos de destinación específica para la actualización del ANI, en el desarrollo del Proyecto de Modernización Tecnológica– PMTII- se incorporaron en el Sistema de Información de Registro Civil 2.187.694 registros.

 

Con el presupuesto aprobado para la vigencia 2009 se ejecutó el contrato 372, como resultado del cual se revisaron en 23 ciudades del país “5.679.723 registros civiles de defunción, de los cuales 1.153.584 ingresaron para actualizar la Base de datos de Registro Civil (BDR) y 136.142 fueron cancelados por muerte del Archivo Nacional de Identificación. Adicionalmente se identificaron 513.527 registros anómalos, que entrarán a ser revisados uno a uno, de acuerdo con las facultades especiales asingadas por la Ley 1365 del 21 de diciembre de 2009”, explica el Registrador en su carta.
 

Añade que “en 2009 la Registraduría Nacional del Estado Civil gestionó nuevamente la asignación de recursos para continuar en 2010 la actualización del Archivo Nacional de Identificación. Como resultado, el Gobierno Nacional asignó otros $34.000 millones, y el Congreso de la República aprobó adicionalmente facultades especiales incluidas en la Ley 1365 de 2009”, para que el Registrador Nacional pueda corregir de oficio registros civiles inconsistentes y cancelar cédulas de ciudadanía de personas fallecidas.

 

Con el fin de desarrollar estas facultades especiales “en la última semana de diciembre de 2009 se firmó el contrato 622, para continuar la actualización de la base de datos de ciudadanos fallecidos en el país, a partir de la búsqueda de registros civiles de defunción en 824 municipios. El término de ejecución del contrato es de 7 meses y con base en la información que arroje se actualizarán la BDR, el ANI y posteriormente el censo electoral”.

 

“A tan sólo 19 días de haberse iniciado el ejercicio de las facultades especiales asignadas por la Ley 1365 de 2009, resulta bastante difícil obtener los resultados esperados por todos, pero estamos desarrollando toda la capacidad técnica y humana disponible para adelantar la actualización del Archivo Nacional de Identificación en los términos previstos, precisamente para la depuración del censo”, señala el Registrador.

 

Censo electoral y biometría
 

De acuerdo con la sentencia C 1121 de 2004 de la Corte Constitucional, el censo electoral es “una base de datos donde se incluyen los ciudadanos colombianos, residentes en el país y en el exterior, que pueden válidamente sufragar en un determinado certamen democrático, y que le permite al Estado controlar, planear, organizar y desarrollar no sólo los certámenes electorales sino igualmente los mecanismos de participación”.

 

El Registrador le manifestó al Presidente de la República que “con ocasión de los certámenes electorales programados para la presente vigencia, y los mecanismos de participación ciudadana que eventualmente se voten, la Registraduría Nacional ha cumplido estrictamente con lo dispuesto en materia de conformación de censo electoral”.

 

Entre las disposiciones a tener en cuenta están lo señalado en el Código Electoral, en concordancia con la Ley 6 de 1990, que prevé que la preparación de cédulas de ciudadanía se suspenderá cuatro meses antes de las respectivas votaciones, con el fin de elaborar las listas de sufragantes, y que adicionalmente tres meses antes de las votaciones los comandantes de las Fuerzas Armadas, así como otras entidades remitirán a la Registraduría Nacional listados de personal para que sean omitidos en las listas de sufragantes de la elección correspondiente. A esto se suman las normas en materia de publicidad del censo, que debe darse a conocer de manera previa a cada certamen democrático, para que los ciudadanos puedan hacer las respectivas reclamaciones.

 

En su misiva el Registrador advierte que “Pese al proceso de elaboración de un censo electoral para cada votación, de acuerdo con las sentencias del Consejo de Estado sobre las elecciones de Congreso de 2002 y 2006, la suplantación de sufragantes es la modalidad de fraude electoral más frecuente en el país” y agrega que “con fundamento en el mapa de riesgo de fraude electoral elaborado por la entidad y en la experiencia en identificación biométrica para evitar suplantación de sufragantes, utilizada en el año 2009, se solicitaron recursos al Gobierno Nacional por $100.000 millones para implementar esta tecnología en las elecciones de 2010. Sin embargo, dichos recursos no fueron aprobados, y en consecuencia en diciembre la entidad solicitó la asignación de al menos $30.000 millones para aplicar los controles biométricos en las zonas de mayor vulnerabilidad”.

 

“No obstante, a menos de dos meses de las elecciones aún no hemos obtenido respuesta positiva, situación que nos preocupa ya que a diferencia de años anteriores, hoy la Registraduría cuenta con la plataforma tecnológica y las bases de datos que permiten evitar de manera efectiva y segura el fraude por suplantación, como quedó demostrado en las elecciones atípicas del año 2009, en donde no se presentaron demandas por suplantación de electores con posterioridad a la celebración de los comicios”.

 

El pasado 14 de diciembre el Registrador Nacional del Estado Civil ya había enviado una comunicación al Presidente de la República advirtiendo sobre la urgencia de recursos para garantizar transparencia electoral en los próximos comicios, y la semana anterior remitió una comunicación en el mismo sentido al Dr. Oscar Ortiz González, Zar Anticorrupción.


Boletín informativo Registraduría Nacional del Estado Civil

Si aún no recibe la información de la Registraduría Nacional del Estado Civil en su correo electrónico.

Compartir publicación:

Ir a sitio del SICE

Ir a sitio del SICE