Electoral

Oficina de Comunicaciones y Prensa
Consultar

Registraduría está lista para el voto electrónico, pero han faltado recursos

Elecciones de Autoridades Locales 2011


Para la organización de los comicios de 2011, la Registraduría Nacional del Estado Civil solicitó inicialmente al Ministerio de Hacienda y Crédito Público, en el año 2010, un total de $741.548 millones.

De esta cifra cerca de $517.000 millones estarían destinados a la implementación del voto electrónico y medidas identificación biométrica de sufragantes, orientadas a garantizar la transparencia en la elección de autoridades locales del 30 de octubre de 2011.

Aunque en el país se han realizado ejercicios democráticos con el uso del voto electrónico como el realizado el domingo 27 de septiembre de 2009 en las consultas de partidos en Bogotá donde un total de 2.573 colombianos tuvieron la experiencia de sufragar mediante este sistema, aún su implementación no se ha logrado extender a nivel nacional por falta de presupuesto.

La no asignación de la totalidad de los recursos solicitados por la Registraduría al Gobierno nacional para las elecciones de autoridades locales tuvo como principal consecuencia suprimir la implementación de componentes tecnológicos del proceso electoral.

De hecho, en el 18 de mayo, ante la Comisión de Seguimiento Electoral de la Cámara de Representantes, el Registrador Nacional del Estado Civil, Dr. Carlos Ariel Sánchez Torres, señaló: “No hay dinero suficiente ni para mesas, urnas ni para tarjetas electorales. Para hacer las elecciones como se hacen desde hace décadas, manuales y rudimentarias, faltan $131.000 millones. Para todas las innovaciones tecnológicas que queremos hacer para evitar el fraude electoral en los comicios de autoridades locales es claro que no nos van a dar los recursos necesarios solicitados y en este contexto el voto electrónico hace parte de la ciencia ficción electoral”.

El Registrador Nacional ha expresado que la implementación del voto electrónico en Colombia debe ser gradual, como se hizo en Brasil, en donde comenzó su utilización en algunas elecciones de tipo local y fue expandiéndose paulatinamente. Así mismo ha llamado la atención sobre la necesidad de utilizar un sistema que genere confianza entre partidos, candidatos y sufragantes, con máquinas individuales, que no tengan interconexión entre unas y otras para evitar el fraude; que deje evidencia física del voto y que permita hacer reclamaciones en la etapa de escrutinio.

Recursos para Biometría

La Registraduría Nacional del Estado Civil realizará mañana domingo el mayor despliegue de identificación biométrica efectuado hasta la fecha en el país: a 3.388.731 colombianos en 15 municipios de 6 departamentos del país podrá cotejárseles su huella para evitar suplantación de votantes y jurados.

Con recursos asignados por el Gobierno Nacional, la Registraduría suscribió un contrato con Unión Temporal Validación 2011 por valor de $10.584.000.000 para implementar biometría en 666 puestos de votación de los municipios de Cartagena, Magangué y Carmen de Bolívar en el departamento de Bolívar; Cali, Yumbo, Jamundí, Palmira, Buenaventura y Yotoco en el Valle del Cauca y en Soledad, Atlántico.

Adicionalmente, con recursos propios, equipos técnicos y humanos, la Registraduría Nacional llegará a los municipios de Montelíbano, Uribia, Castilla la Nueva, Maicao y Puerto Gaitán de los departamentos de La Guajira, Córdoba y Meta.

En total, la Registraduría podrá realizar la identificación biométrica de 3.388.731 de electores, que son alrededor del 10% del censo electoral, en los puestos de votación de 15 municipios de 6 departamentos, en un esfuerzo por evitar el fraude por suplantación de votantes y jurados.

En Bogotá, se instalará una herramienta de identificación biométrica de electorales en la mesa número 1 o mesa protocolaria del puesto de votación de la Plaza de Bolívar, donde los ciudadanos podrán conocer como funciona este nuevo sistema que se aplicar para estas elecciones de autoridades locales.

Con la autenticación de ciudadanos se evita la suplantación de votantes, que es uno de los delitos electorales más frecuentes en las jornadas democráticas del país, de acuerdo con el mapa de riesgo de fraude electoral elaborado por la Registraduría Nacional, con base en las sentencias del Consejo de Estado sobre las elecciones de los años 2002 y 2006.

Estas herramientas biométricas se instalarán así mismo para dar cumplimiento al artículo 39 de la Lay 1475 de 2011, donde se estipulan que “La Registraduría Nacional del Estado Civil implementará, a partir de las próximas elecciones, la identificación biométrica de los electores”

Identificación biométrica ya mostró sus bondades

Con el fin de garantizar mayor transparencia, entre los años 2009 y 2010 la Registraduría implementó tecnología biométrica en 24 elecciones atípicas, con un potencial electoral de 2.456.722 de sufragantes y 5.537 mesas de votación instaladas.

La nueva cédula amarilla con hologramas, que portan más de 30 millones de colombianos e incluye un código de barras con información biométrica de cada titular, permite que en un proceso electoral se pueda cotejar la huella de quien se acerca a las urnas con la huella que reposa en la base de datos de la Registraduría Nacional del Estado Civil. Este ejercicio es posible ya que Colombia tiene una de las más completas bases de información biométrica del mundo, conformada por más de 750 millones de huellas dactilares, recogidas en casi de 63 años
de historia.

El uso de biometría en las elecciones atípicas ha permitido disminuir a cero el número de denuncias por suplantación y, al contrario, ha permitido capturar en flagrancia a personas que pretendían suplantar jurados o votantes.
La aplicación de la identificación biométrica en elecciones comenzó en Colombia el 22 de febrero de 2009 en la elección de alcalde de Belén de los Andaquíes, en Caquetá, sobre un censo electoral de 6.807 ciudadanos, y la última que se realizó fue el 24 de octubre de 2010 para la elección de Gobernador de Bolívar, sobre un censo electoral de 1.313.015 ciudadanos.

En Bogotá se usó por primera vez biometría en las consultas internas de partidos el 27 de septiembre de 2009. Para estas consultas se instalaron nuevas herramientas tecnológicas, combinadas con el sistema de voto electrónico en los puestos de Marly y la Plaza de Bolívar

La primera elección departamental con biometría se realizó el 31 de mayo de 2009 para elegir el Gobernador de Arauca.

La implementación de la biometría permitió la plena identidad de los votantes al momento reingresar al puesto de votación, mediante el cotejo de la información que reposa en el código de barras de la cédula de ciudadanía con la huella dactilar del portador.

Cuánto asignó el Gobierno para estas elecciones

De los $741.548 millones solicitados en 2010 para las elecciones de 2011, el Ministerio de Hacienda y Crédito Público finalmente asignó $280.000 millones.

De estos recursos $97.098 millones corresponden al costo del kit electoral que no sólo contempla la elaboración de la papelería, urnas y cubículos, sino suministrar, clasificar, codificar, empacar, transportar, custodiar, entregar oportunamente y en buen estado el material necesario para garantizar a los colombianos el derecho al voto.

Así mismo todo el proceso de preconteo, la consolidación y las comunicaciones tuvieron un valor de $76.048 millones. Otros $10.000 millones corresponden al componente de biometría y el resto del presupuesto se destinó a la contratación de supernumerarios de apoyo para la inscripción de cédulas y la jornada electoral.

Eliminación del voto preferente y la inscripción de cédulas

La Registraduría Nacional del Estado Civil insistió durante el año 2010 cuando se debatía la Reforma Política en la conveniencia de la eliminación del voto preferente para avanzar hacia la conformación de listas únicas y cerradas, a través de consultas populares, lo cual aseguraría reglas y mecanismos claros y objetivos transparentes para la escogencia de candidatos, miembros del partido, directivos y la ejecución de los dineros recaudados por cuenta de la financiación política electoral.

Esta iniciativa no fue incluida en la Reforma Política pero sigue siendo una prioridad para el Registrador Nacional, en busca de procesos más transparentes y en el fortalecimiento de las colectividades para el proceso electoral.

Otra reforma propuesta por la Registraduría, que fue incorporada en el proyecto de ley de Nuevo Código Electoral, radicado el 28 de septiembre ante el Congreso, consiste en eliminar el proceso de inscripción de cédulas previo a cada elección y en su reemplazo crear el Registro Electoral, que se adelantará de manera permanente en todas las Registradurías
del país.

“En cualquier momento y de manera oficiosa, cualquier ciudadano podrá ir a la Registraduría e informar que cambió su domicilio y que por lo tanto a partir de la fecha desea seguir sufragando en determinado puesto de votación”, explicó el Registrador Nacional. Este Registro Electoral se adelantará de manera permanente, durante todas las épocas, y no sólo durante unos pocos días, previo a cada elección, como ocurre hoy.


subir...



Boletín informativo Registraduría Nacional del Estado Civil

Si aún no recibe la información de la Registraduría Nacional del Estado Civil en su correo electrónico.

Compartir publicación:

Ir a sitio de Primero la Niñez

Ir a sitio de Primero la Niñez